jueves, 19 de julio de 2012

Introducción - Manual de Etiqueta y Protocolo


ETIQUETA Y PROTOCOLO

PROTOCOLO .- Proviene del Latín "protocollum". La Real Academia Española de la Lengua, define como PROTOCOLO: "Al libro donde se consignan las actas de un congreso diplomático" y por extensión, ceremonial establecido por decreto o costumbre.

Un buen proyecto de Protocolo consigue los siguientes objetivos:
1. Mantener adecuadamente las relaciones de la organización con otras.
2. Reconocer las jerarquías de las personas.
3. Estructurar los cuadros de precedencias.
4. Otorgar un adecuado trato y lugar a las autoridades, funcionarios y servidores.
5. Cumplir los rituales que debe observar el ceremonial.

El Protocolo tiene como finalidad de observar el reconocimiento jerárquico de las mismas mediante la estructura de un cuadro de preferencias, que debe ser cumplido por las organizaciones.

ETIQUETA .- La Real Academia de la Lengua Española, expresa que ETIQUETA es el ceremonial de los estilos, usos y costumbres, que deben observarse en todos los actos solemnes y ceremonias públicas, así como las normas que condicionan nuestra conducta para poder desarrollar una conducta distinguida y honorable.

EL CONOCIMIENTO DEL YO
El conocimiento del yo es la base, la piedra angular y, en definitiva, la esencia misma del saber ser. Existen tres yoes distintos, a saber:
El que uno cree ser,
El que uno es
Y el que ven los demás
Lo ideal es que los tres coincidan. Pero no es fácil. Lo importante es que el Yo que uno es, debe coincidir de algún modo con el Yo que uno cree ser. Si lo conseguimos, el resto será sencillo.

LA SEGURIDAD EN SI MISMO
Para tener seguridad en nosotros mismos hemos de comenzar por conocernos. El Yo que somos debe ser igual, en todo lo posible, al que creemos ser.

NATURALIDAD
La naturalidad consiste sencillamente en que el Yo que uno es sea lo más parecido posible al Yo que ven los demás. Para ello son necesarios los siguientes requisitos:
- Ser uno mismo, aceptando los propios defectos.
- No pretender representar ningún papel.
- No fingir lo que no se es.
- Mantener ante los demás la propia identidad
- Actuar con sencillez.

EL ARTE DE SER BUEN ANFITRIÓN
Lo primero que debemos saber es que si hay algo de verdad molesto y hiere a cualquiera es la impertinencia.

Autocontrol = Dominio de la razón sobre las emociones

Se debe tener siempre un buen sentido del humor.

Invitar es hacerse cargo de la felicidad de alguien, mientras está bajo nuestro techo.

Anfitrión es la persona que tiene invitados a su cargo. Esta pequeña definición tiene una enorme cantidad de reglas que ha de respetar quien aspire a ser un perfecto anfitrión. Una parte se refiere a los pormenores materiales de la mesa, la comida y el servicio; la otra, a su disposición espiritual, y las atenciones que debe a sus invitados.

DONDE RECIBIMOS
Tenemos dos lugares principales donde recibir:
En casa : Son aquellas ocasiones especiales en que reunimos a un grupo de amigos y Personas cercanas a nosotros.
Fuera de casa : Ocasiones en que por el número de invitados o por el tipo de acto, no podemos o queremos hacerlo en casa.
Para conseguir ser un buen anfitrión, se recomienda dos cosas: preocuparse de los preparativos antes de que llegue el invitado, y despreocuparse de ellos después. Estos requisitos, aparentemente contradictorios, y que, lejos de serlo, se complementan, constituyen la clave del éxito para el anfitrión. El cuidado previo de todos los detalles es fácilmente comprensible, pues siendo una invitación un rasgo de cortesía, no pueden quedar librados al azar. Entre las previsiones más necesarias, mencionamos: la selección de los invitados, la fecha, el menú, el arreglo "extra" de la casa (flores, luces, etc.), las indicaciones al personal de servicio y, en caso de que faltara éste, los detalles que puedan evitar las molestias innecesarias.

EL PERFECTO INVITADO
La persona que ha sido invitada a un acto debe también atenerse a ciertas reglas:
- Debe ser puntual
- Debe comportarse de una forma correcta
- Debe mantener siempre su naturalidad
- No fuerce sus modales
- No discuta en la mesa
- Hay que ser distinguidos y elegantes, pero sin hacerlo notar
- Ir vestido como indica la invitación
"Te reciben según te presentas; te despiden según te comporta"

LA MESA
Si hay algo que mantiene intacta su etiqueta tradicional, es la mesa. La etiqueta de la Mesa no atiende sólo a su arreglo, ni se limita a la vajilla, la platería y los manteles, sino que reglamenta el comportamiento de los comensales, y los deberes que les incumben como dueños de casa o como invitados.
Sus costumbres sufren, desde luego, las variantes que puede introducir la importancia de una reunión, o el número e intimidad de los convidados; pero en lo fundamental sus normas son fijas, y de su observancia depende el buen tono y el éxito de una comida.


1. Servilleta.
2. Tenedor de pescado.
3. Tenedor de carne.
4. Platos. Plato para sopa, arriba, y plato para comida, debajo.
5. Cuchillo de carne.
6. Cuchillo de pescado.
7. Cuchara de sopa.
8. Platito de pan.
9. Tenedor de postre.
10. Cuchara de postre.
11. Tarjeta con el nombre del comensal.
12. Copa de agua.
13. Copa de champaña.
14. Copa de vino tinto.
15. Copa de vino blanco.

Fuentes:
- Varias no especificables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario